Archive for julio, 2009

124 fincas invaden el bosque por Santa Ana

Posted by on lunes, 13 julio, 2009

Levantamiento de planos revela que la zona que perdió la categoría de protección es lentamente absorbida por el crecimiento de la ciudad.

El crecimiento irregularr de la ZMG va quitando espacio al bosque La Primavera, donde se multiplican las construcciones

El crecimiento irregularr de la ZMG va quitando espacio al bosque La Primavera, donde se multiplican las construcciones

Guadalajara.- La invasión urbana al antiguo polígono del bosque La Primavera, en el ejido Santa Ana Tepetitlán, alcanza ya 124 fincas, conforme a un estudio realizado con planos oficiales, fotos satelitales y geoposicionadores por parte de la dirección ejecutiva del bosque, al cual este diario tuvo acceso por vía de una solicitud de transparencia.

Los documentos (ver gráfico) prueban que la fragmentación de la floresta sigue y que poco se hace por contener los cambios de uso de suelo en la zona urbana. Esto es consecuencia de que el gobierno federal y sus socios han perdido de forma definitiva el amparo 413/2001, en el recurso de revisión 465/2007 del Primer Tribunal Colegiado del Tercer Circuito, promovido por el comisariado ejidal del núcleo agrario, aun en contra de la intención de un grupo de campesinos disidentes, que buscan mantener la exclusión de fraccionamientos en la zona boscosa (Público, 7 de julio de 2008).

El director del área natural protegida, José Luis Gámez Valdivia, consideró necesaria una amplia explicación de parte de los responsables de las áreas de Obras Públicas e Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Zapopan, pues son las instancias municipales las responsables de frenar el crecimiento anárquico de las zonas urbanas irregulares, que es el patrón de expansión que tiene la ciudad en estos linderos de la ampliación del ejido citado.

“Nos parece que los funcionarios de esas áreas deben indicar por qué no se ha actuado en contra de la gran cantidad de fincas irregulares que dentro y fuera del bosque se han estado levantando en estos últimos años, no hace falta más que darse una vuelta por la zona para constatarlo, aparte de que son los mismos ejidatarios los que de forma cotidiana lo denuncian”, subrayó.

A su juicio, es lamentable que no se haya garantizado hasta ahora el control del suelo que se acordó cuando fue notificada la pérdida del juicio hace poco más de un año. Desde entonces, se buscó acordar con los diversos grupos de Santa Ana que se incorporaran a la gestión sustentable del territorio, y se firmaron acuerdos. Pero una vez que deja de tener vigencia un decreto federal, corresponde al municipio controlar la urbanización y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) evitar la fragmentación del bosque. Por su parte, la dirección ejecutiva ha actuado denunciando ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), asuntos que están en procedimiento actualmente.

“Nuestras denuncias a la Profepa han sido debidamente identificadas en planos y georreferenciadas para apoyar su actuación […] como dirección ejecutiva hemos recibido quejas de que nuestro cuerpo de guardabosques debe ser más rápido al reaccionar en cuanto se detecta algo irregular, para denunciarlo por un lado, y por el otro, orientar a los mismos actores de esa irregularidad sobre que sí y que no se puede hacer; estamos caminando a garantizar que esto se dé, de forma que podamos ser más eficaces en la prevención”, añadió el director.

Denuncias federales

Desde el año 1999 se acumula un largo historial de denuncias ante las instancias federales por fincas irregulares en la zona de bosque de Santa Ana Tepetitlán.

Los registros entregados por la dirección ejecutiva revelan diversas acciones desde el 20 de agosto de 1999, como solicitud de apoyo para verificar predios, levantamiento irregular de fincas, venta ilegal de terrenos, cambio de uso de suelo, petición de derecho a cultivar en la zona protegida, tirar basura en la zona adyacente, derribo de árboles o investigación de algún incendio forestal.

En particular, las colonias Lomas de La Primavera y Brisas de La Primavera —ubicadas en el polígono de ampliación ejidal sobre el que estaba vigente el decreto de protección del bosque desde 1980— acumulan un buen historial de denuncias por construcción de fraccionamientos irregulares, fincas aisladas, basura, casetas de ingreso, corrales para engorda de cerdos, fosas sépticas, relleno sanitario (sic), emisión de contaminantes a la atmósfera, “provocar incendios en lugares públicos y/o privados”, apertura de caminos, movimientos de tierra y materiales, falta de licencias de construcción, entre muchos otros.

Muchos de estos expedientes no han derivado en nada. Otros tuvieron como efecto la demolición de alguna barda, la captura de algún traficante de tierras (Alfonso Pelayo, de Arenales Tapatíos, es mencionado en las actas) e innumerables clausuras e inspecciones.

En cuanto al listado de construcciones que están al interior del viejo polígono (552 de las 641 ha de la ampliación de Santa Ana eran parte del área protegida), en su totalidad están identificadas en los planos para apoyar la acción de la Profepa, que si bien, ya no puede aplicar el régimen de área natural protegida por haber sido cancelado con la decisión de la justicia federal, le bastaría con obligar a cumplir la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley Forestal y la propia Ley Agraria, pues todas prohíben el cambio de uso de suelo en zonas forestales y el aparcelamiento de bosques y selvas, lo que es finalmente castigado como delito del fuero federal.

La pasada semana trascendió que la autoridad formal del ejido repartió el bosque entre 47 campesinos (Público, 6 de julio de 2009). La Ley Agraria dice en su artículo 59: “Será nula de pleno derecho la asignación de parcelas en bosques o selvas tropicales”.

Por su parte, el artículo 418 del Código Penal Federal señala que “se impondrá de seis meses a nueve años de prisión y por equivalente de cien a tres mil días multa […] al que ilícitamente: I. Desmonte o destruya la vegetación natural; II. Corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, o III. Cambie el uso del suelo forestal. La pena de prisión deberá aumentarse hasta en tres años más y la pena económica hasta en mil días multa, para el caso en el que las conductas referidas en las fracciones del primer párrafo del presente artículo afecten un área natural protegida”.

El 27 de junio de 2008, el Primer Tribunal Colegiado del Tercer Circuito, con sede en esta ciudad, determinó en la revisión 465/2007 del juicio de amparo 413/2001, que “hasta 584 hectáreas” (en realidad, poco más de 552 ha) de la primera ampliación del ejido Santa Ana Tepetitlán, Zapopan, enclavadas en esta serranía, ya no formaban parte de la reserva ecológica más importante de la región metropolitana de Guadalajara.

20 días después, el 18 de julio de 2008, la delegación estatal de la Semarnat otorgó autorización condicionada de impacto ambiental para realizar un proyecto de ordenamiento territorial del ejido dentro de sus 552 ha boscosas “correspondientes al área de protección de flora y fauna La Primavera”, el cual consiste en una serie de instalaciones para ecoturismo que ocuparían solo poco más de dos hectáreas, según el documento del permiso, oficio SGPARN.014.02.01 01.641/08, a favor de los propios gestores de la desprotección del ejido

Ejido en disputa y señales encontradas

Los ejidatarios se comprometieron con la Semarnat a cuidar la integridad ecológica del predio, al que se tiene acceso por el cerro El Colli y el de Los Lobos, para mantenerlo dentro de las líneas esenciales de conservación dictadas por el régimen de protección… del que estos terrenos fueron extraídos previamente.

Por su parte, la Conanp mantenía la esperanza de convencer a los dos grupos de Santa Ana Tepetitlán de mantener una protección de facto en la zona de bosque separada del área protegida. “Mientras se define bien ese proceso, estamos trabajando con los dos grupos del ejido para hacerles ver las ventajas de mantener la protección; a nosotros nos queda claro que una mayoría de los ejidatarios está de acuerdo en conservar sus tierras en el estado en que se encuentran”, dijo el presidente de la Conanp, Ernesto Enkerlin Hoeflich.

Santa Ana está dividido entre una fracción que controla el comisariado ejidal, que se ha quedado con los beneficios de las negociaciones con el gobierno y que promovió ventajosamente el amparo contra el decreto del área natural protegida, y una amplia disidencia interna, que lidera Tranquilino Flores Aguilar, que se opone a esos acuerdos y que desea mantener el bosque en pie.

El grupo que lidera Tranquilino Flores, hizo al gobernador del estado, Emilio González Márquez, la propuesta, en misivas entregadas el 22 y 27 de agosto de 2008, de reintegrar el potrero Las Lomas al área de protección forestal y de fauna. “Tenemos la firme disposición de dejar bajo tutela de un nivel de gobierno que se encargue de conservar dichas tierras como zona de protección, siempre y cuando se lleven a cabo las acciones de demolición [de fincas] y mantenimiento de los cauces originales de los arroyos…”. No han recibido respuesta.

PUBLICO / Agustín del Castillo

Honran a los árboles

Posted by on sábado, 11 julio, 2009
El catálogo servirá para reforestar las zonas con los árboles adecuados

El catálogo servirá para reforestar las zonas con los árboles adecuados

El Registro Nacional de Árboles Majestuosos de México se seguirá alimentando a través del sitio http://www.arbolesmajestuososdemexico.org con información que los usuarios aporten, la cual será avalada por especialistas; el registro lo puede hacer cualquier persona.

“Estamos muy contentos con presentar este portal de Internet porque busca ser el primer registro en línea donde toda la sociedad civil pueda registrar los árboles más sobresalientes, los más altos, los más viejos, los más espectaculares, los más legendarios, los más históricos”, indicó Ernesto Herrera Guerra, director general de Reforestamos México.

El registro no sólo busca difundir la existencia de especies sobresalientes, sino que la gente emprenda acciones propias para conservarlas y protegerlas.

“Es una propuesta del sector civil, son muchas organizaciones las que nos están apoyando y busca detonar iniciativas locales de conservación”, dijo.

Los objetivos en general del registro son posicionar a los árboles majestuosos como íconos de la conservación en México; fomentar el conocimiento y valorar el capital natural del País; estimular el desarrollo de iniciativas y herramientas para proteger legalmente a los árboles registrados; promover la asignación de recursos públicos y privados para su cuidado, y detonar el turismo y otros proyectos productivos en los sitios donde se encuentren éstos.

De acuerdo con la asociación, los criterios para definir un árbol majestuoso son sus dimensiones (tronco, altura y copa), valor histórico (relacionados con acontecimientos nacionales), importancia cultural y religiosa (con atribución de características místicas o curativas), relevancia ecológica (raros, únicos, amenazados o en peligro de extinción), longevidad y belleza (que resalten el entorno).

El registro incluye especies nativas, endémicas, exóticas, urbanas, rurales y silvestres, además de complementarse con un concurso de fotografía que Reforestamos México realiza desde el 2007, llamado “Centinelas del Tiempo”, que consiste en mostrar este tipo de árboles desde la perspectiva del participante.

El certamen se divide en tres categorías: árboles silvestres, rurales y urbanos, y las inscripciones continuarán abiertas hasta el 31 de agosto. Para más información puede consultar la direcciónhttp://www.centinelasdeltiempo.org.

Para saber…

Nativo:
Crece en forma espontánea en un lugar sin haber sido introducida por el hombre.

Endémicos:
Se desarrolla en un área delimitada y puede ser amplia o reducida porque no hay un criterio estricto para acotarla.

Exótico o introducido:
Se introdujo deliberada o accidentalmente a una nueva ubicación por las actividades humanas.

Urbano:
Los que están a menos de 10 kilómetros del poblado más cercano y cuya población supera los 15 mil habitantes.

Rural:
Los que se encuentran a menos de 10 kilómetros del poblado más cercano con población menor o igual a 15 mil habitantes.

Silvestre:
Se encuentran a más de 10 kilómetros del poblado o ciudad más cercana.

MURAL / Mariana Jaime

http://www.mural.com/comunidad/articulo/490/978497/


Ecoturismo en el Bosque La Primavera

Posted by on martes, 7 julio, 2009

DESCRIPCIÓN

Este bosque tiene un origen volcánico, por lo cual cuenta con varios manantiales de aguas termales y pequeños ríos. Cuenta con una extensión de 36 mil 200 hectáreas y además presenta una vasta zona de influencia en la región, la cual comprende un área de 150 mil hectáreas; en cuanto a su orografía, sólo destacan pequeños cerros como El Colli, El Tule, El Pedernal y Cañón de las Flores.

Su flora se compone principalmente de 7 especies de pino y 12 de encino, más de 90 especies de hongos, orquídeas, helechos y más de 600 especies vegetales. Con respecto a su fauna, hay más de 70 especies de aves, que incluyen algunas rarezas, como el águila solitaria, y otras en peligro de extinción a escala nacional, como la codorniz arlequín, el correcaminos y el diminuto halcón cernícalo.

También alberga al 20% de las mariposas de América del Norte y una importante variedad de mamíferos, como venado cola blanca, mapache, zorra gris, coyote y ardilla, entre otros. Además cuenta con peces, anfibios y reptiles, de entre los que predominan las serpientes, sobre todo la coralillo.

Se encuentra en Zapopan, Jalisco, a 25 minutos en automóvil desde el centro de Guadalajara, capital del estado.

ACTIVIDADES

En el interior del bosque puedes practicar excursionismo, campismo, fotografía, investigación, automovilismo, paseos a caballo y ciclismo, además de que cuenta con 5 balnearios para la recreación de toda la familia. Por otro lado, aquí se organizan caminatas educativas para niños en edad escolar de nivel primaria, con un recorrido aproximado de 2 kilómetros, y también se desarrolla un campamento ecológico infantil.

RECOMENDACIONES

Cuando visites el bosque debes tener en cuenta las siguientes precauciones para evitar el peligro de provocar incendios: no usar fuego en paseos campestres y campamentos, no llevar motocicletas, no pasear en zonas con extremo riesgo de incendios forestales, no arrojar colillas de cigarros y cerillos encendidos y no dejar basura.

Además está prohibido estrictamente cazar, capturar, perseguir, molestar o perjudicar en cualquier forma a los animales. Presta atención y atiende todas las indicaciones que te den los vigilantes del lugar.

SECTUR