Se acaban nuestro bosque

This entry was posted by on miércoles, 5 agosto, 2009 at

Zapopan, Jalisco.- Tala inmoderada clandestina, incendios naturales -provocados para abrir tierras al cultivo-, sobrepastoreo, explotación de bancos de materiales, cacería furtiva, explotación de pozos geotérmicos de instituciones como la CFE que llegó al extremo de intentar engañar a la población pintando cerros de verde, con pintura atóxica, pero sobre todo la explotación inmobiliaria, están terminando con el bosque de La Primavera.

Se trata no sólo del último gran pulmón de la Zona Metropolitana de Guadalajara, generador de un microclima benigno para la región, sino también de la fuente de abastecimiento de 240 millones de metros cúbicos de agua, cantidad superior a la demanda de los habitantes de los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá -190 millones de metros cúbicos, hasta ahora aportados por el Lago de Chapala-.

Por todos los puntos se le cercenan espacios, muchos de tipo residencial con los fraccionamientos El Palomar y Bugambilias, otros de clase popular como el polígono del ejido Santa Ana Tepetitlán donde, según vecinos se construyeron 124 fincas.

Los organismos protectores del bosque de La Primavera temen se esté preparando una urbanización a gran escala, dado que desde hace semanas se abrió en la prolongación Mariano Otero una segunda brecha en un tramo de 3.5 kilómetros, partiendo del fraccionamiento El Fortín hasta la garita de ingreso al bosque.

Una decena de máquinas pesadas, bulldozer y aplanadoras nivelan el terreno, y cerca de la garita se comenzó a pavimentar con concreto hidráulico.

Trabajadores del lugar indicaron que las dos brechas serán pavimentadas y quedará entonces una carretera de doble vía.

Se dijo que las obras son de particulares, e incluso así lo expresó un hombre que conducía una camioneta pick-up blanca marcada con el número 1156 del Ayuntamiento de Zapopan.

EL OCCIDENTAL / Alfredo Ibarra

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n1272758.htm


Leave a Reply