La Villa en el Bajío

This entry was posted by on domingo, 8 noviembre, 2009 at

Guillermo E. Quiroga Madrigal

Derivado de la convocatoria de Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, se presentaron diversos proyectos para la construcción de la Villa Panamericana y tras ser analizada por la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), concluyeron que había tres opciones que cumplían con los requisitos planteados. Los criterios de evaluación para la sede de la Villa ponderan aspectos logísticos, económicos y urbanísticos, concluyendo en la asamblea general de la Odepa que la opción más adecuada es el Bajío del Arenal, en Zapopan.

Los principales aspectos a destacar de este proyecto, son:

– Conectividad a través de dos de las principales vialidades de la Zona Metropolitana.

– Respeto al medio ambiente, potenciando y fortaleciendo el bosque reforestándolo, conteniendo la erosión del suelo, conservando el libre tránsito de la fauna y conduciendo adecuadamente las aguas pluviales.

– El proyecto será autosustentable en el suministro de agua potable y en el manejo y tratamiento de las aguas residuales.

– Cumplimiento de las leyes y reglamentos de desarrollo urbano.

– Viabilidad financiera.

– Cercanía a los principales escenarios deportivos de los Juegos.

– El proyecto arquitectónico cubre de manera integral el alojamiento para los 8 mil 400 atletas, así como los aspectos logísticos, de seguridad y convivencia que requiere la Villa (45 mil metros cuadrados de instalaciones temporales).

Las principales características del proyecto del Bajío del Arenal son las siguientes:

– Superficie de 15 hectáreas, con la posibilidad de añadir terreno adicional si fuera necesario.

– Cerca de 10 hectáreas de terreno comprometido para alojar las instalaciones temporales.

– Construcción de aproximadamente 110 mil metros cuadrados de departamentos.

– El Edificio Plaza menor se construirá con especificaciones para los Para-panamericanos y posteriormente se modificará para crear un centro especializado en la atención de adultos mayores.

– Aproximadamente mil 200 cajones de estacionamiento.

– Generación de mil 200 empleos directos durante la obra; calculamos al menos 3 mil empleos indirectos.

– Inversión superior a los mil millones de pesos.

Se contará con el apoyo de arquitectos, ingenieros, constructores y proveedores locales con experiencia y prestigio para cumplir en tiempo y calidad la obra.

Adicionalmente estamos comprometidos en legar un ejemplo de manejo responsable de la vecindad con el bosque, así como privilegiar el empleo de personas y empresas locales para coadyuvar al desarrollo económico de nuestro Estado.

El crecimiento urbano ordenado siempre será mejor que la aparición de núcleos de vivienda generados por invasiones, pues el costo económico y social de éstas es enorme: asentamientos en cauces de arroyos, en terrenos inestables, en zonas boscosas o, como en este caso, en lugares de recarga de mantos freáticos, han implicado cantidades multimillonarias en indemnizaciones y reubicación de familias, afectaciones por inundaciones, encarecimiento absurdo de la prestación de servicios básicos, pérdidas de zonas boscosas, contaminación de ríos y lagunas, y en muchos casos, pérdidas de vidas humanas.

El uso del suelo en los puntos en los que está propuesta la edificación de la Villa no corresponde ni al Polígono de Protección del Bosque de la Primavera ni a la franja de amortiguamiento que marca el Plan Parcial de Desarrollo Urbano correspondiente. En la zona propuesta prácticamente no existe arbolado. El proyecto de la Villa contempla “bajar” el bosque hasta la Villa mediante la siembra de cientos de árboles principalmente en la zona de amortiguamiento, en donde lo único que se construirá es un sistema de riego que asegurará el éxito de esta nueva zona boscosa.

Apoyar la Villa en estos momentos es asegurar que los Juegos Panamericanos se queden en la gran Guadalajara. Las instalaciones deportivas se quedarán para la promoción del deporte de nuestros hijos y las generaciones venideras.

Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Zapopan.

Roberto de J. García Martín

Los Juegos Panamericanos, la Villa Panamericana, otra gran oportunidad de hacer ciudad que se nos va…

Después de muchos proyectos, de demasiados estudios de todo tipo, de muchos recursos invertidos, de amplias cortinas de humo, de grandes pasarelas de egos, de discusiones, diferencias y de mucho desgaste social, por fin se decidió dónde se va a construir la famosa Villa Panamericana. Ya la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) lo anunció y al parecer tendremos Panamericanos. ¿Y nuestra ciudad? ¿Qué paso con aquella gran apuesta de hacer y desarrollar nuestra ciudad? ¿Qué nos pasó, una vez más?

Lo más preocupante es que aun cuando todo apunta a que se van a desarrollar los juegos que nos heredarán grandes instalaciones deportivas y habitacionales, no se advierte una apropiación del evento entre la ciudadanía. La percepción es negativa en la gran mayoría de los actores que conformamos nuestra comunidad, y en ello incluyo a las mismas autoridades y coordinadores de este acontecimiento; sus discursos y sus gestos ya están desgastados, a muchos incomoda el concepto “Juegos Panamericanos”, al grado que hasta pasó a un segundo término algo tan importante como el impacto que tendrá la zona dónde se va a edificar la Villa.

No se necesita ser un experto para visualizar que el hecho de tener una gran infraestructura deportiva y estructura urbana que la soporten, podría beneficiar a la ciudad, pero se necesita mucho más que las ventajas materiales: se necesita una gran participación ciudadana. ¿De qué sirve un gran proyecto, si la gente no se identifica con él? Difícil que ocurra si no hay un sentimiento de pertenencia.

Habrá que reconocernos en nuestros roles todos y cada uno de quienes habitamos el área metropolitana de Guadalajara, para entonces entender por qué situación o situaciones nos sigue pasando esto. Ejemplos hay muchos, sólo hace falta ver cómo hemos descuidado y golpeado una y otra vez a nuestra ciudad.

La función principal de la administración pública es la de ser interlocutor entre los intereses basados en las necesidades de nosotros los ciudadanos, y las necesidades de desarrollo de las ciudades y/o comunidades donde vivimos, para ello hay que entender y comprender el o los problemas y los factores que los afectan o benefician, para entonces desarrollar estrategias y acciones para la ejecución de un proyecto. En la medida que nos acerquemos cada vez más a ello, el resultado tendrá una tendencia a que nos identifiquemos y apropiemos más con la propuesta que se nos presente.

En mi opinión esto no se ha dado, no sólo por la mala o nula gestión social de nuestras autoridades, sino también por el hecho de no sentirnos corresponsables de nuestro entorno; nuestra madurez hacia el diálogo y la participación ha sido muy lenta y basada muchas veces en la discusión. No ayuda mucho que nuestras autoridades no procuren circunstancias favorables para intercambiar ideas, eso es otra gran realidad, y cuando por fin nos podemos reunir a discernir sobre nuestra ciudad, es muy lógico que discutamos, es decir, que compitamos por hacer prevalecer nuestras razones, cuando en el diálogo está la interlocución, el aprendizaje y las propuestas del bien común. Esa forma de relacionarnos como sociedad nos está afectando en el hacer ciudad, y por lo tanto estamos perdiendo la oportunidad de contribuir al desarrollo urbano sustentable.

Las autoridades y el comité organizador tienen mucha chamba, no sólo para terminar a tiempo el gran complejo habitacional, sino por la estructura e infraestructura urbana que adolece la zona denominada “El Bajío”, además del reto de poder conciliar ahora los nuevos intereses económicos que detonará el proyecto, y sus impactos para nuevos asentamientos urbanos contra la reserva ecológica inmediata. Otro gran pendiente es el trabajo que deberán hacer para que, como se apostó en un principio, nos identifiquemos y apropiemos antes, durante y después, de la justa deportiva.

Arquitecto, es responsable del Proyecto de Desarrollo Urbano Incluyente, Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano, ITESO.

MURAL.COM / En el debate

http://www.mural.com/editoriales/nacional/508/1014056/default.shtm



Leave a Reply