Archive for noviembre, 2009

El regreso del puma

Posted by on miércoles, 11 noviembre, 2009

¿Qué significa el regreso del puma a La Primavera? En términos del ecosistema, que existe algo de qué alimentarse, es decir, que la cadena alimenticia se ha desarrollado nuevamente y que llega hasta el eslabón mayor, el gato depredador de esta zona del país. En términos políticos significa que algo se ha hecho bien a los largo de estos casi 30 años en relación con el cuidado del bosque. A pesar de todos las diferencias de opinión, de los problemas (los reales y los inventados) el regreso del puma a La Primavera nos confirma que fue una buena decisión proteger al bosque, que fue una buena idea crear una organismo encargado de su administración y cuidado, y que todo lo que se ha hecho por él, desde las acciones más pequeñas hasta las batallas más difíciles, han valido la pena. También significa que como ciudad beneficiaria del bosque y como sociedad responsable de su cuidado no sólo no podemos ceder ante las presiones de urbanización, sino que tenemos que hacernos responsables del bosque y su entorno.

El decreto de protección del Bosque La Primavera se hizo en 1980 luego que durante los años sesenta y setenta se habían autorizado fraccionamientos en la zona, fundamentalmente Bugambilias y El Palomar, tras derogar un decreto de protección como zona forestal que había emitido Lázaro Cárdenas. La entrada de los fraccionamientos aceleró de manera impresionante el deterioro del bosque. El último puma que se había fotografiado en la Primavera salió colgado cabeza abajo y un tiro en la cabeza; un cazador lo ejecutó en 1974. Si bien de entonces para acá había vestigios de que el puma seguía cruzando y cazando en La Primavera (huellas, heces, etcétera) desde entonces no se le había fotografiado. Los pumas habitan un extenso territorio que abarca desde la barranca de Huentitán hasta los valles del río Ameca, pasando por La Primavera y el volcán de Tequila. Hace unos años se apareció un puma arriba de un árbol en la zona de la ex hacienda de Santa Lucía, en el valle de Tesistán, que es justamente el corredor que conecta a la barranca del río Santiago con el bosque de La Primavera.

Algo tenemos en común los pumas de esta región y los tapatíos: nuestra calidad de vida depende en gran medida de La Primavera y de la barranca de Huentitán. Hay que proteger ambos entornos y los valles que las conectan. La peor amenaza al puma en este momento es la urbanización de los valles, pues esto podría romper el corredor ecológico del depredador. La peor amenaza para la calidad de vida de los tapatíos es seguir extendiéndonos sobre los valles, haciendo una ciudad extensa, amorfa y poco sustentable.

Milenio.com / Diego Petersen Farah

http://impreso.milenio.com/node/8671620

Este año no podrá iniciar construcción de Villa Panamericana en El Bajío: Casillas

Posted by on martes, 10 noviembre, 2009

La construcción de la Villa Panamericana en terrenos de El Bajío en Zapopan no podrá iniciar este año debido a que el uso de suelo en la zona esta restringido a construcciones de baja densidad y no se puede cambiar sino hasta 2010, asegura el regidor priista Jesús Casillas.
“Por lo pronto el plan parcial no se puede modificar, porque no es el tiempo para hacer las modificaciones de los planes parciales es hasta el año próximo, eso ahorita está parado y luego no se pueden hacer reconsideraciones por que ni siquiera hay una solicitud entonces tampoco dan los tiempos”.
Dice que además el tamaño del complejo habitacional que se requiere para los atletas implica presentar de estudios de impacto vial, ambiental de protección y conservación a los mantos acuíferos y al Bosque de la Primavera que necesita el Ayuntamiento para aprobar las licencias de construcción.

Notisistema / Víctor Montes Rentería

http://www.notisistema.com/noticias/?p=219890

Policías protegen invasiones ilícitas

Posted by on lunes, 9 noviembre, 2009
Alejandra Molina Serna

Alejandra Molina Serna

Zapopan, Jalisco.- La expropiación de terrenos situados en puntos estratégicos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), es una nueva modalidad que los delincuentes realizan de forma silenciosa y bajo el cobijo de las autoridades, quienes además de solaparlos coadyuvan brindándoles protección con la utilización de la fuerza pública.

Esta actividad delincuencial consiste en apoderarse de predios ubicados en las inmediaciones de desarrollos de vivienda de interés social que además están carentes de infraestructura, redes viales, electricidad, agua, alcantarillado; su único propósito es, expandir más sus dominios al costo que sea.

Juan Manuel García Morales, quien es víctima de estos actos ilícitos, acudió a EL OCCIDENTAL para evidenciar el calvario que le ha representado el acoso y hostigamiento por parte de individuos que lo despojaron en el año 2006 de una fracción de su predio denominado La Peña de 16 hectáreas situado al poniente de Santa Ana Tepetitlán, en el municipio de Zapopan.

Por segunda ocasión se mantienen apostados en el lugar y sembrando el terror en las personas que laboran en los terrenos colindantes, cuyos propietarios reforzaron la seguridad de sus bienes ante la amenaza inminente que representan.

El afectado acudió el pasado 26 de octubre a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a denunciar a quien resulte responsable sobre los hechos violentos que protagonizaron elementos adscritos al grupo de reacción inmediata EROE de la Dirección de Seguridad Pública zapopana, debido a que causaron daños, lesiones, actos de rapiña y que, de acuerdo al ofendido, podrían estar en contubernio con los presuntos delincuentes que ahora buscan apoderarse -gradualmente- de la superficie total del terreno.

Según consta en la averiguación previa 6559/2009/B, Juan Manuel García Morales acreditó ante el agente del Ministerio Público adscrito a la Coordinación de Delitos Patrimoniales, la documentación que lo avala como propietario del inmueble. Para ello, exhibió las escrituras notariadas que están legalmente incorporadas ante el Registro Público de la Propiedad.

LOS HECHOS

Al ser entrevistado por este medio, García Morales reconoció que sufre persecución por parte de los policías que aún se mantienen en el área, así como civiles y varios individuos que son encabezados por Gilberto Ybarra Matus, otro sujeto apodado “El Molacho”, además de Carlos Núñez Márquez.

El 30 de septiembre intentaron efectuar el despojo, pero no lo consiguieron. El día 1 de octubre personal del Ejército Mexicano incursionó con un operativo para localizar armas y droga, en esa ocasión la milicia justificó su presencia debido a que indagaban una supuesta denuncia anónima; sin embargo, al no detectar nada se retiraron.

El 21 de octubre, alrededor de las 08:30 horas, personal del grupo EROE de la Policía de Zapopan (los cuales se desplazaban en las unidades: Z-503, Z-E10, ZS-18, ZO-001, Z-E10, ZS-022, Z-021 y ZE-07) acompañados por personal de bajo rango de la misma corporación y civiles, sin mediar palabra rompieron las mallas perimetrales y desalojaron violentamente a sus empleados, los cuales realizaban labores del campo ya que el predio se encuentra situado en la zona protegida del bosque de La Primavera.

“Los uniformados portaban armas largas y uno de los comandantes me dijo que se trataba de un servicio gratificado. El asunto se tornó crítico cuando mis trabajadores intentaron rescatar sus pertenencias que guardaban en una finca rústica donde pernoctan. Los policías además de insultarlos y golpearlos, les impidieron el paso”.

De acuerdo al afectado, los elementos nunca mostraron orden judicial que justificara su acción, por lo que le pareció excesivo el despliegue utilizado.

“Me parece irresponsable que la policía descuide la protección ciudadana y cobre dinero para proteger intereses de delincuentes profesionales. Esa mañana, al ver la situación mandé a mis empleados a que levantaran un parte de lesiones en un puesto de socorros y tras denunciar la arbitrariedad en la PGJE; interpuse una queja (8521/09) en la Primer Visitaduría de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ)”.

DENUNCIAN ACOSO

En un recorrido por el lugar, EL OCCIDENTAL constató que los presuntos usurpadores además de operar impunemente, introdujeron maquinaria pesada para levantar barricadas con lo que obstaculizan el libre tránsito de quienes poseen propiedades limítrofes a la que ahora está acaparada.

“Nuestro temor es que algo más grande suceda -consideró otro agraviado- son invasores profesionales que se introducen como la humedad. Gilberto Ybarra Matus se autonombró dueño de ‘Cerrito Gordo’, pero es mentira esa tierra nunca ha existido y es un mero pretexto disfrazado para robarnos”.

Cabe recordar que la policía de la ex Villa Maicera recientemente celebró con bombo y platillo 11 años de su fundación, aunque se desconocía que sus habilidades operativas fueran para el servicio de la delincuencia.

El Occidental / Alejandra Molina Serna

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n1396498.htm

Puma sobrevivirá si se respeta al bosque

Posted by on lunes, 9 noviembre, 2009

El director de La Primavera pide a la sociedad tapatía respeto y apoyo a las labores de conservación de la principal área natural protegida en la región.

Guadalajara.- La viabilidad del puma y de otras especies silvestres en el bosque La Primavera pasa por la madurez de la sociedad que habita la zona metropolitana de Guadalajara, lo que implica reconocer que la vida de estos animales y de la naturaleza en general conforma un valor importante para la propia permanencia de la cultura humana, señala el director ejecutivo del área natural protegida, José Luis Gámez Valdivia.

En ese sentido, el funcionario justifica la publicidad dada a los primeros resultados del trabajo de monitoreo que patrocina la dirección a su cargo en asociación con el investigador José Luis Leyva, la cual demostró por primera vez de forma plena la permanencia del Puma concolor en esta serranía protegida, además de fotografiar especies como el venado cola blanca, el pecarí de collar, el zorrillo, el coyote y la aguililla cola roja (ver edición de Público del 8 de noviembre de 2009).

“Necesitamos que esto sirva para tomar conciencia de que debemos generar las condiciones para que este bosque permanezca, y eso significa no sólo respetar el espacio, sino contribuir a su permanencia […] el hecho es que mientras se da a conocer la existencia de estas formas de vida magníficas, se siguen dando procesos desordenados, como el caso de las fiestas rave que se han hecho ilegalmente en el bosque, que agreden la vida natural de forma directa con ruido y con aglomeraciones”, puso en relieve el director.

Estas fiestas han contado con la venia de los ayuntamientos, pero nunca obtuvieron permisos correspondientes de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Milenio.com / Agustín del Castillo

La Villa en el Bajío

Posted by on domingo, 8 noviembre, 2009

Guillermo E. Quiroga Madrigal

Derivado de la convocatoria de Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, se presentaron diversos proyectos para la construcción de la Villa Panamericana y tras ser analizada por la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), concluyeron que había tres opciones que cumplían con los requisitos planteados. Los criterios de evaluación para la sede de la Villa ponderan aspectos logísticos, económicos y urbanísticos, concluyendo en la asamblea general de la Odepa que la opción más adecuada es el Bajío del Arenal, en Zapopan.

Los principales aspectos a destacar de este proyecto, son:

– Conectividad a través de dos de las principales vialidades de la Zona Metropolitana.

– Respeto al medio ambiente, potenciando y fortaleciendo el bosque reforestándolo, conteniendo la erosión del suelo, conservando el libre tránsito de la fauna y conduciendo adecuadamente las aguas pluviales.

– El proyecto será autosustentable en el suministro de agua potable y en el manejo y tratamiento de las aguas residuales.

– Cumplimiento de las leyes y reglamentos de desarrollo urbano.

– Viabilidad financiera.

– Cercanía a los principales escenarios deportivos de los Juegos.

– El proyecto arquitectónico cubre de manera integral el alojamiento para los 8 mil 400 atletas, así como los aspectos logísticos, de seguridad y convivencia que requiere la Villa (45 mil metros cuadrados de instalaciones temporales).

Las principales características del proyecto del Bajío del Arenal son las siguientes:

– Superficie de 15 hectáreas, con la posibilidad de añadir terreno adicional si fuera necesario.

– Cerca de 10 hectáreas de terreno comprometido para alojar las instalaciones temporales.

– Construcción de aproximadamente 110 mil metros cuadrados de departamentos.

– El Edificio Plaza menor se construirá con especificaciones para los Para-panamericanos y posteriormente se modificará para crear un centro especializado en la atención de adultos mayores.

– Aproximadamente mil 200 cajones de estacionamiento.

– Generación de mil 200 empleos directos durante la obra; calculamos al menos 3 mil empleos indirectos.

– Inversión superior a los mil millones de pesos.

Se contará con el apoyo de arquitectos, ingenieros, constructores y proveedores locales con experiencia y prestigio para cumplir en tiempo y calidad la obra.

Adicionalmente estamos comprometidos en legar un ejemplo de manejo responsable de la vecindad con el bosque, así como privilegiar el empleo de personas y empresas locales para coadyuvar al desarrollo económico de nuestro Estado.

El crecimiento urbano ordenado siempre será mejor que la aparición de núcleos de vivienda generados por invasiones, pues el costo económico y social de éstas es enorme: asentamientos en cauces de arroyos, en terrenos inestables, en zonas boscosas o, como en este caso, en lugares de recarga de mantos freáticos, han implicado cantidades multimillonarias en indemnizaciones y reubicación de familias, afectaciones por inundaciones, encarecimiento absurdo de la prestación de servicios básicos, pérdidas de zonas boscosas, contaminación de ríos y lagunas, y en muchos casos, pérdidas de vidas humanas.

El uso del suelo en los puntos en los que está propuesta la edificación de la Villa no corresponde ni al Polígono de Protección del Bosque de la Primavera ni a la franja de amortiguamiento que marca el Plan Parcial de Desarrollo Urbano correspondiente. En la zona propuesta prácticamente no existe arbolado. El proyecto de la Villa contempla “bajar” el bosque hasta la Villa mediante la siembra de cientos de árboles principalmente en la zona de amortiguamiento, en donde lo único que se construirá es un sistema de riego que asegurará el éxito de esta nueva zona boscosa.

Apoyar la Villa en estos momentos es asegurar que los Juegos Panamericanos se queden en la gran Guadalajara. Las instalaciones deportivas se quedarán para la promoción del deporte de nuestros hijos y las generaciones venideras.

Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Zapopan.

Roberto de J. García Martín

Los Juegos Panamericanos, la Villa Panamericana, otra gran oportunidad de hacer ciudad que se nos va…

Después de muchos proyectos, de demasiados estudios de todo tipo, de muchos recursos invertidos, de amplias cortinas de humo, de grandes pasarelas de egos, de discusiones, diferencias y de mucho desgaste social, por fin se decidió dónde se va a construir la famosa Villa Panamericana. Ya la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) lo anunció y al parecer tendremos Panamericanos. ¿Y nuestra ciudad? ¿Qué paso con aquella gran apuesta de hacer y desarrollar nuestra ciudad? ¿Qué nos pasó, una vez más?

Lo más preocupante es que aun cuando todo apunta a que se van a desarrollar los juegos que nos heredarán grandes instalaciones deportivas y habitacionales, no se advierte una apropiación del evento entre la ciudadanía. La percepción es negativa en la gran mayoría de los actores que conformamos nuestra comunidad, y en ello incluyo a las mismas autoridades y coordinadores de este acontecimiento; sus discursos y sus gestos ya están desgastados, a muchos incomoda el concepto “Juegos Panamericanos”, al grado que hasta pasó a un segundo término algo tan importante como el impacto que tendrá la zona dónde se va a edificar la Villa.

No se necesita ser un experto para visualizar que el hecho de tener una gran infraestructura deportiva y estructura urbana que la soporten, podría beneficiar a la ciudad, pero se necesita mucho más que las ventajas materiales: se necesita una gran participación ciudadana. ¿De qué sirve un gran proyecto, si la gente no se identifica con él? Difícil que ocurra si no hay un sentimiento de pertenencia.

Habrá que reconocernos en nuestros roles todos y cada uno de quienes habitamos el área metropolitana de Guadalajara, para entonces entender por qué situación o situaciones nos sigue pasando esto. Ejemplos hay muchos, sólo hace falta ver cómo hemos descuidado y golpeado una y otra vez a nuestra ciudad.

La función principal de la administración pública es la de ser interlocutor entre los intereses basados en las necesidades de nosotros los ciudadanos, y las necesidades de desarrollo de las ciudades y/o comunidades donde vivimos, para ello hay que entender y comprender el o los problemas y los factores que los afectan o benefician, para entonces desarrollar estrategias y acciones para la ejecución de un proyecto. En la medida que nos acerquemos cada vez más a ello, el resultado tendrá una tendencia a que nos identifiquemos y apropiemos más con la propuesta que se nos presente.

En mi opinión esto no se ha dado, no sólo por la mala o nula gestión social de nuestras autoridades, sino también por el hecho de no sentirnos corresponsables de nuestro entorno; nuestra madurez hacia el diálogo y la participación ha sido muy lenta y basada muchas veces en la discusión. No ayuda mucho que nuestras autoridades no procuren circunstancias favorables para intercambiar ideas, eso es otra gran realidad, y cuando por fin nos podemos reunir a discernir sobre nuestra ciudad, es muy lógico que discutamos, es decir, que compitamos por hacer prevalecer nuestras razones, cuando en el diálogo está la interlocución, el aprendizaje y las propuestas del bien común. Esa forma de relacionarnos como sociedad nos está afectando en el hacer ciudad, y por lo tanto estamos perdiendo la oportunidad de contribuir al desarrollo urbano sustentable.

Las autoridades y el comité organizador tienen mucha chamba, no sólo para terminar a tiempo el gran complejo habitacional, sino por la estructura e infraestructura urbana que adolece la zona denominada “El Bajío”, además del reto de poder conciliar ahora los nuevos intereses económicos que detonará el proyecto, y sus impactos para nuevos asentamientos urbanos contra la reserva ecológica inmediata. Otro gran pendiente es el trabajo que deberán hacer para que, como se apostó en un principio, nos identifiquemos y apropiemos antes, durante y después, de la justa deportiva.

Arquitecto, es responsable del Proyecto de Desarrollo Urbano Incluyente, Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano, ITESO.

MURAL.COM / En el debate

http://www.mural.com/editoriales/nacional/508/1014056/default.shtm


Puma, el rey de La Primavera

Posted by on domingo, 8 noviembre, 2009

gdl_tema-1

Guadalajara.- El último puma de La Primavera del que se tenía un testimonio directo fue el que mató un cazador, en el ya lejano 1974. El pasado 4 de noviembre, 35 años después, tras décadas de avistamientos confusos y de registro de huellas, por fin se obtuvo una prueba contundente de la persistencia del gran felino, pese a la creciente hostilidad para la vida salvaje en una región hoy puesta en predicamento por la urbanización que invade sus linderos.

El milagro se operó gracias a un grupo de cámaras fijas instaladas desde el 15 de octubre en distintos ángulos de un pequeño estanque, en uno de los sitios mejor conservados del área natural protegida, decretada en 1980. Allí se captaron imágenes nocturnas de un gallardo macho; grácil, musculoso y provocador, luciendo frente a las luces intempestivas de los aparatos.

La charca, como todo sitio de agua, tiene intensa actividad social, y permitió captar el cortejo de especies locales a diversas horas de los días: venados cola blanca (Odicoleus virginianus), un zorrillo rayado (Mephites macroura), un coyote (Canis latrans), una inquieta aguililla cola roja (Buteo jamaicensis) y un pequeño tropel de pecaríes de collar (Tayasu tajacu), que algunos creían erradicados de esta sierra.

Se trata apenas del comienzo de un proyecto científico creado originalmente para determinar con fototrampeo la presencia de gatos silvestres. Además de Puma concolor, se esperaba detectar jaguarundi (Herpailurus yagouaroundi) y lince rojo o gato montés (Lynx rufus), según la idea de José Luis Leyva Navarro y un grupo de investigadores.

Esta propuesta fue planteada a la dirección del bosque, que encabeza José Luis Gámez Valdivia, y obtuvo el entusiasta apoyo de Karina Aguilar Vizcaíno, directora de fauna del área protegida, y del encargado de investigación y monitoreo, Gerardo Cabrera Orozco, quienes sumaron equipo propio y enriquecieron el proyecto incluyendo más especies. Así se determinó el primer punto para colectar imágenes. La intención es cubrir al menos por un año los sitios más representativos de la reserva ecológica, en busca de poner las bases para un monitoreo permanente, lo mínimo que debe tener cualquier área dedicada a la conservación de especies silvestres.

Llevar este conocimiento entraña riesgos, admite Gámez Valdivia. “Lo damos a conocer para que la sociedad de Guadalajara se dé cuenta de la riqueza del patrimonio que debemos conservar y se convenza de la necesidad de garantizar recursos suficientes para el manejo del área protegida […] somos una sociedad que debe actuar con madurez: las áreas protegidas protegen valores de interés públicos y deben ser conocidas y preservadas por todos los ciudadanos”, pone en relieve.

Pero no faltan voces preocupadas por que se despierte la voracidad de los cazadores ilegales, que en el pasado devastaron el área de protección de flora y fauna que en 2006 fue integrada a la lista de reservas mundiales en el programa El hombre y la biosfera, de la Unesco.

El fototrampeo ha permitido en muchas partes del mundo registrar ejemplares de especies que se creían desaparecidas, a costos relativamente bajos. Sin embargo, la falta de financiamiento es uno de los males crónicos de la dirección ejecutiva de La Primavera.

“Queremos invitar a aquellos que quieran colaborar con nosotros, ya sea con la donación del equipo necesario, y también en que se tome conciencia general de que depende de nosotros que el bosque continúe con sus procesos naturales o le cortemos la vida, cerrándole los corredores biológicos, tan necesarios como las venas en nuestro sistema circulatorio, con caminos o fraccionamientos, o asfixiándolo por su limites poligonales con construcciones o actividades —apenas hace una semana, una multitudinaria fiesta apoyada por [el Ayuntamiento de] Zapopan, violando la norma ecológica—, que quedan fuera de la reglamentación ambiental y definitivamente atacan el equilibrio ecológico”, añade Karina Aguilar.

José Luis Leyva recuerda haber encontrado huellas de puma en las faldas del cerro El Tule, el 12 de abril de este año. En los meses posteriores, ya con las cámaras instaladas, “se ha constatado la invasión de perros que viven en casas y ranchos a orillas del bosque, personas que extraen recursos —como jícamas—, motociclistas y pastoreo de vacas y burros sin ningún control”.

El 4 de noviembre “recogimos las cámaras; nuestra sorpresa fue que después de seis meses finalmente teníamos fotos de puma. El gran gato está en varias fotos y de diferentes ángulos. En dos ocasiones se acercó a beber agua. Se trata de un macho adulto de aproximadamente seis años”.

Para el científico, es el comienzo del alumbramiento a interrogantes esenciales: “¿El puma nació en La Primavera? ¿Este felino ingresó a través de algún corredor de fauna? ¿Cuántos pumas habitan aquí?”. Lo más apremiante: saber si la especie, el segundo felino mayor de las Américas y el de más amplia distribución, tiene futuro en este bosque sitiado por la segunda ciudad más poblada del país, lo que hablaría de la viabilidad de ecosistemas completos que preside en la pirámide alimenticia. O si, por el contrario, sólo estamos ante los últimos estertores de una vida salvaje desde hace tiempo condenada.

Milenio.com / Agustín del Castillo