El abastecimiento de agua en la ZMG, en riesgo por la Villa

This entry was posted by on viernes, 4 diciembre, 2009 at

FOTO ARTURO CAMPOS CEDILLO

FOTO ARTURO CAMPOS CEDILLO

“La construcción de la Villa Panamericana en la zona de El Bajío acabaría con el bosque de los Colomos, acabaría con el abastecimiento de agua potable de una tercera parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, el bosque de La Primavera se vería muy afectado y pues estas consecuencias son muy graves. Con esa voracidad la Zona Metropolitana de Guadalajara estaría en riesgo grave tanto en cuestión de salud, como en asuntos climáticos y si algún gobernante se quiere hacer responsable de tal cosa entraría a la historia como el peor de todos y pues vaya que hay varios que compiten por ese honor”, planteó Ludger Wilhelm Kellner Skiba, presidente de Parlamento de Colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara AC, a cuatro días de que inicie la obra en esa zona de recarga de acuíferos.

Kellner Skiba agregó que el proyecto del grupo Corey viola varios artículos del Código Urbano del Estado de Jalisco y el Ordenamiento Territorial para el Valle de Tesistán bajo la complacencia del Ayuntamiento de Zapopan y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semades), principalmente esta última instancia porque “la ley dice que la protección al manto acuífero no es asunto estatal mucho menos municipal, sino jurisdicción de la federación, es decir, aquí sería la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) y la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) que deberían encargarse de evaluar el estudio de impacto ambiental”.

El presidente de Parlamento de Colonias hizo especial énfasis en la rapidez con la que el promovente realizó el manifiesto de impacto ambiental, cuando “ese tipo de estudio normalmente tardan meses y hasta años para elaborarse a consciencia”, pero sobre todo el corto plazo que dispuso para la consulta pública, “pues son de 30 días y ésta tiene tres días teóricos, porque realmente fue un día ya que apenas ayer (miércoles) se pudo abrir el documento (en la página web de Semades)”.

“La consulta pública la abren a partir del 30 noviembre cuando nadie puede abrir los documentos en la pagina y la cierran hoy (jueves) a las 6 de la tarde, cuando ayer intentamos abrir y se pudo abrir entonces nos dimos cuenta que es un material tan abultado de cientos y cientos de páginas que es imposible que alguien lo estudie a conciencia y entonces se dé una opinión valiosa sobre ese estudio de impacto ambiental.

“Martha Ruth del Toro (titular de Semades), obviamente trata de brincarse todos los lineamientos de la ley para llegar en 15 días como ella decía a la aprobación anticipadamente de un estudio de impacto ambiental a modo, prácticamente es un documento que no puede tener validez porque ese tipo de estudio normalmente tarda meses y hasta años para elaborarse a conciencia.

“En este caso nuestros genios estatales se lo supieron sacar de la manga en menos de 15 días, todo ello para asegurar que el 7 de este mes se puedan iniciar obras en violación de todas las disposiciones legales que nosotros conocemos”, refirió.

Ludger Wilhelm Kellner aclaró que no consultaron el estudio ni hicieron alguna observación a Semades, pues “no está autorizada ni facultada para ese tipo de gestión, nosotros cometeríamos un gran error al entrarle al juego y calificar, observar su consulta pública”.

“Esperamos que Juan Sánchez Aldana (alcalde de Zapopan) se le prenda el foco de última hora y un foco rojo más vale, porque el daño que puede causar con eso puede ser de una magnitud que no puede calcular y obviamente son consecuencias no sólo para la población, sino también en último caso para él mismo porque la ley dice que podría incurrir en responsabilidad personal y patrimonial porque no se debe construir en esa zona”, señaló.

El presidente de Parlamento de Colonias precisó que este proyecto viola los artículos 127, 128, 129, 131 y 229 del Código Urbano del Estado de Jalisco, además que el Ordenamiento Territorial para el Valle de Tesistán establece que los terrenos donde se pretende construir la Villa Panamericana son áreas de transición y de recarga de acuíferos con uso de suelo para granjas, huertos y áreas verdes, con densidades de 10 habitantes por hectárea.

Además que el plan Parcial de Desarrollo Urbano ZPN-9/15 El Bajío Norte, modificado y aprobado apenas el 10 de abril de 2008, especifica que esos predios son H1-U* y H1-H* con densidades de 50 a 75 habitantes por hectárea y TH2 con 30 cuartos por hectárea.

“El Código Urbano tiene una serie de artículos contra los cuales estarían infringiendo en caso de llegar a construirse la Villa Panamericana de la manera que nosotros sospechamos, porque tomando en cuenta que el punto específico en el que se quiere construir permite una densidad máxima de 75 habitantes por hectárea y haciendo cuenta en las pocas hectáreas donde quieren construir (12.9) la Villa Panamericana resultaría una densidad de 620 habitantes por hectárea, lo que es excesivamente violatorio a lo que señala el plan parcial de desarrollo urbano, por lo que no creemos que se atrevan a violar la ley de una manera tan flagrante y con tal magnitud”, puntualizó.

La Jornada / Georgina García Solís

http://www.lajornadajalisco.com.mx/2009/12/04/index.php?section=politica&article=006n2pol


Leave a Reply