Archive for enero, 2010

Que la visita limpie

Posted by on domingo, 24 enero, 2010
Foto: Salvador Alcalá

Foto: Salvador Alcalá

Son pocos los tapatíos que en estos días visitan el Bosque de La Primavera. EL OCCIDENTAL pudo observar que sólo cuatro familias se encontraban al ingreso del bosque disfrutando de las altas temperaturas que el día de ayer se dejaron sentir. Más adelante, alrededor de otras seis familias fueron encontradas en las aguas termales del río Caliente, disfrutando en la contaminada naturaleza que impera en este lugar.

La familia Alderete (entrevistada el día de ayer), dijo visitar periódicamente este lugar. Expresaron que les gusta hacerlo los sábados porque “está más tranquilo”; además de que los domingos es cuando hay mayor cantidad de visitantes “y basura, sobre todo”.

A lo largo del camino que conduce al río Caliente, es notable la basura que algunos visitantes dejan en esta área natural.

Este bosque tiene un origen volcánico, por lo cual cuenta con varios manantiales de aguas termales y pequeños ríos (algunos contaminados con basura). Tiene una extensión de 36 mil 200 hectáreas y además presenta una vasta zona de influencia en la región, la cual comprende un área de 150 mil hectáreas. En cuanto a su orografía, sólo destacan pequeños cerros como El Colli, El Tule, El Pedernal y Cañón de las Flores.

Estas características son las que promueve la vista al Bosque de La Primavera, particularmente en domingo y por lo que la concentración de basura es mayor en estos días (latas de cerveza, refrescos, empaques de papas, pañales y todo tipo de basura orgánica e inorgánica). La actitud contaminante de los visitantes hace que los caminos de La Primavera y hasta el mismo río Caliente y otros ríos, se vean con una gran cantidad de basura, pese a la exhortación de los caseros de no dejar basura dentro del bosque.

La familia Ochoa Olivares tomaba un baño de agua caliente en el río, mientras comentaron a este diario cómo es que algunos visitantes que se habían retirado momentos antes, dejaron algunas latas de cerveza.

“La gente no entiende y deja su basura. Mire cómo se ve feo el río con toda la basura que dejan”, mencionó el padre de familia.

EL OCCIDENTAL pudo constatar en su largo recorrido por el Bosque de La Primavera, que no hay autoridad alguna en el interior de este lugar que ponga orden y sancione a quienes dejan la basura que contamina esta área ecológica natural.

Además de la basura, los visitantes no miden las consecuencias de los accidentes que pueden sufrir en esta zona. Se puede ver cómo los menores de edad escalan las empinadas colinas que tiene el bosque, más allá del riesgo de caer y sufrir una lesión que podría ser fatal.

Por todo lo anterior, algunos paseantes exhortan a las autoridades competentes a que pongan orden en el lugar. Varias personas coincidieron en que hace falta una policía montada en el Bosque de La Primavera que pueda sancionar a los visitantes, que sin discriminación dejan todo tipo de basura. Sin contar la ayuda que podrían proporcionar en caso de presentarse algún accidente.

El Occidental / Juan Manuel Rivas

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n1490213.htm

Protegen al bosque

Posted by on domingo, 24 enero, 2010
Foto: Salvador Alcalá

Foto: Salvador Alcalá

Alrededor de 20 elementos, entre guardabosques y caseteros del Bosque de La Primavera, son los encargados de cuidar que no se registren incendios en esta área natural.

La Torre San Miguel, que se ubica en uno de los puntos más altos del bosque, juega un papel muy importante. Esto lo expresó Juan Manuel Wizar, guardabosques de este lugar, quien se dedica a dar recorridos por una amplia zona de La Primavera.

Mencionó que para evitar incendios se está prohibiendo a los visitantes el uso de asadores, hacer fogatas y toda actividad que pueda iniciar un incendio y que, por razones de geografía, pueda propagarse de manera inmediata a otras áreas del bosque.

“En cuanto el personal de la Torre San Miguel detecta una fogata, nos avisa a los guardabosques, quienes inmediatamente acudimos al punto e invitamos a las personas a que apaguen la fogata”, dijo el guardabosques.

Señaló que en cuanto se detecta un incendio, inmediatamente se avisa a la Semarnat, quienes acuden al bosque para evaluar la magnitud del siniestro; mientras, guardabosques y personal de La Primavera proceden a extinguir el fuego.

Mencionó que los incendios son impredecibles, aunque dijo que están preparados para este tipo de contingencias (que pueden ocurrir en cualquier momento del año).

Por su parte, Jiovanny Valenzuela (casetero), menciona que su labor al momento de que la gente ingresa al bosque, es la de invitarlos a que no prendan fogatas, que no ingresen bebidas alcohólicas y que respeten los lineamientos que tiene el Bosque de La Primavera, para evitar cualquier contingencia.

El Occidental / Juan Manuel Rivas

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n1490219.htm

Basurero daña La Primavera

Posted by on lunes, 11 enero, 2010
En esta imagen se aprecia cómo a sólo unos pasos del vertedero (al fondo) se encuentra ya el Bosque La Primavera. E. PACHECO

En esta imagen se aprecia cómo a sólo unos pasos del vertedero (al fondo) se encuentra ya el Bosque La Primavera. E. PACHECO

El vertedero que pone en riesgo parte del bosque y está a pie de carretera, debió clausurarse desde 2006 por incumplir la norma.

El área natural protegida del Bosque La Primavera se ve amenazada por el vertedero de basura de Tala, ya que éste incumple con normas ambientales que ponen en riesgo la flora y fauna del principal pulmón de la Zona Metropolitana de Guadalajara, desde hace más de una década.

El tiradero se ubica a sólo 90 metros del bosque, pero ése no es el principal problema de momento, ya que la amenaza consiste en que el depósito de residuos sólidos al aire libre, no cumple con aspectos básicos señalados en la Norma Oficial Mexicana 083, tales como el control de lixiviados (líquidos generados por la basura), la restricción para que ingrese fauna nociva —como perros y ratas— y no contar con una cubierta en los residuos para evitar que la basura vuele por el aire.

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) de Jalisco ya realizó una inspección al vertedero y encontró varias anomalías, por lo que dictó algunas medidas de corrección que deberán aplicarse en el tiradero de manera inmediata.

Además, en este lugar laboran alrededor de 40 personas que hacen de la separación de basura su modo de vida, teniendo que convivir a diario con los residuos y las enfermedades propias de la contaminación de la zona, sin que haya una gestión eficiente de las autoridades municipales de Tala.

La Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable de Jalisco (Semades), junto con la Proepa y el propio Ayuntamiento de Tala, son responsables por las anomalías del vertedero, el cual debió clausurarse año y medio después de que entrara en vigor la Norma Oficial  Mexicana 083, en el año 2004.

Vertedero de Tala amenaza al Bosque La Primavera

A escasos 90 metros del área natural protegida del Bosque La Primavera se encuentra en operación desde hace 12 años un vertedero operado por el Ayuntamiento de Tala que, hasta hoy, luego de más de una década, continúa incumpliendo con disposiciones básicas normativas, como la cobertura con material de los residuos que ahí se depositan y otras relacionadas con la contención de los lixiviados que se generan, principalmente durante el temporal de lluvias.

Su cercanía con el polígono del área natural motivó a la Dirección Ejecutiva de Área de Protección de Flora y Fauna La Primavera (responsable del cuidado del bosque) a denunciar el funcionamiento del sitio fuera de norma a la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable de Jalisco (Semades) desde el 23 de abril de 2003, con el oficio DEBLP/11/03.

El titular del a Dirección Ejecutiva, José Luis Gámez Valdivia, señaló en entrevista que, si bien el vertedero con los residuos a cielo abierto se encuentra fuera del área natural, indudablemente “tiene cierta influencia y sinergia con el bosque, en virtud de que está generando fauna nociva como son perros, gatos o ratas, que, de una u otra manera, compiten con la fauna silvestre del lugar y que la va desplazando, incluso, no nada más eso, va generando un problema de salud en los animales silvestres también”.

Al no estar cubiertos los montículos de residuos, pueden presentarse voladuras y la dispersión por el aire de elementos y partículas contaminantes. En una visita de EL INFORMADOR al lugar no se percibieron fugas de lixiviados provenientes de los montículos de residuos sólidos, es constatable; sin embargo, que la basura se deposita directamente sobre el terreno, sin que éste cuente con una membrana de recubrimiento de polietileno o liner, cuya función es precisamente garantizar que los jugos que se generan por el proceso de descomposición no puedan infiltrarse al subsuelo y contaminar los mantos freáticos.

Gámez Valdivia aunó: “Están afectando mucho los lixiviados que se están yendo al manto freático y es un problema muy grave que se tiene en esa zona; es un cúmulo de conflictos sanitarios fuertes en ese lugar, que es puntual”.

La Proepa dictó medidas de corrección

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente de Jalisco (Proepa) inspeccionó este vertedero municipal de Tala, donde constató el estado en que opera: “El lugar efectivamente no cumple; lo tenemos nosotros bajo procedimiento administrativo por incumplimiento a la norma 083, quiere decir que no cumple como un centro de disposición de residuos sólidos municipales”, informó Ernesto Naranjo Castellanos, director general de Verificación Normativa.

La Norma Oficial Mexicana 083 regula la selección, diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias para los sitios de disposición final de residuos sólidos en el país.

La inspección se realizó en 2009, y explicó: “Encontramos anomalías o irregularidades en la operación del sitio, le instauramos el procedimiento y se le dictaron medidas correctivas, acciones que tiene que implementar para corregir la operación del lugar y, obviamente, derivado de todo esto pueden venir sanciones en caso de incumplimiento”.

El Ayuntamiento de Tala tendrá hasta el mes de marzo para responder a estas medidas correctivas, Naranjo Castellanos apuntó: “Debemos de tener un acercamiento con las actuales autoridades municipales por si la autoridad municipal anterior no las puso en conocimiento de estos pendientes que tienen, nosotros se los tenemos que hacer saber para que ellos también se aboquen a su cumplimiento”.

Su incumplimiento puede dar lugar desde la instauración de sanciones económicas, hasta ordenamientos para la
reparación de los daños e incluso la interposición de denuncias penales.

El funcionario señaló que en sus registros no consta “que haya daños o afectaciones al área natural (del bosque) por fauna nociva”. Y “en cuanto a los olores, obedece mucho a los vientos, si estos giran hacia el polígono del área natural pudiera haber algún tipo de molestia, de ahí también la medida que dictamos para la cobertura con material de la basura, esto reduce en 80 ó 90% los olores”.

Con respecto a la instalación de una membrana de recubrimiento, esto parece poco probable: “Este vertedero tiene operando mucho años de esa forma y el incorporar el liner implicaría retirar toda la basura del lugar, meterlo y volverla a colocar, de todos modos esto ya no nos garantizaría que ya no hubo afectación al suelo, dado que ya de hace mucho tiempo hay residuos depositados ahí”.

Además, precisó que cabe la posibilidad de que la composición del subsuelo sea lo suficientemente rocosa para compensar la carencia del liner: “En  la zona tenemos identificado que hay material rocoso, eso nos ayuda bastante, porque retiene mucho la infiltración de lixiviados”.

La autoridad estatal sí reconoce el riesgo que el vertedero le representa al área natural protegida del bosque, por ello, dijo Naranjo Castellanos: “La Secretaría está trabajando en un proyecto de intermunicipalidad; la intención es cerrar de manera definitiva ese sitio y trabajar con la conjunción de algunos otros municipios en la zona para que se abriera un relleno sanitario regional y cerrar ese sitio”.

Es decir, el objetivo sería la conformación de un nuevo Sistema Intermunicipal de Manejo de Residuos (Simar), como los cuatro que ya operan en Jalisco, con lo que se podría realizar un relleno sanitario con la cooperación de distintos municipios que les permita operarlo dentro de la norma.

La colonia del vertedero

Alrededor de 40 personas viven de la separación de basura

En las entrañas del vertedero municipal de Tala, en su corazón en estado de descomposición, se ha venido conformando toda una sociedad que se organiza, labora y vive entre las paredes de residuo, y que comparte reglas que se fueron escribiendo en todo ese caos que han aprendido a dominar.

“Ni modo de dejarse morir”, comenta Teresa Molina, una de las tantas mujeres que se miran bajar por una de las sendas del vertedero, cada una con una técnica distinta para aguantar el peso del saco que llevan sobre sus espaldas y donde guardaron las botellas, latas, papeles y metales que podrán vender para su reaprovechamiento.

Como una ciudad deforme en gestación, hay veredas que se abren paso a manera de calles entre sus edificios que se erigen ahí con cimientos y cristales de desecho. Hay casas también, pequeños refugios compuestos por armazones de metal y mantas que cuidan del sol y de la lluvia. En su interior se pueden ver los sillones para descansar y los fogones para calentar la comida.

Los niños han convertido a toda esa basura en una de esas albercas de pelotas de colores, pero una muy grande.

Dan “marometas” sobre la colchoneta que perdió a su dueño; apuntan y hacen como que disparan con una pistola de juguete empolvada –un buen descubrimiento–; recorren en bicicleta su colonia de desperdicio.

“La gente que no está acostumbrada hasta se enferma del estómago, y varias enfermedades. Nosotros no, nosotros ya estamos curtidos”, dice María del Consuelo de García. Los niños pueden llegar al vertedero desde recién nacidos, algunos lo hicieron con apenas 40 días en sus “carreolitas” bien cubiertas para evitar que se les metan las moscas.

María Sánchez tiene un hijo de escasos cinco años que ha aprendido tan rápidamente la vida del vertedero que ya participa en la recolección de materiales: “Junta sus cositas de vidrio, pero como no las puede cargar, se las cargamos”. Detrás de ella se aprecia el Bosque La Primavera y otros dos lugares de recreación que son populares en el poblado: El Malvaste y Villa Fantasía, que suena a tierra prometida.

Un día de buena suerte es encontrarse 140 pesos en el short que un desconocido tiró. ¿Frío?, sí, mucho, aunque las bolsas que cada día llegan al vertedero pueden esconder alguna prenda que valga la pena. “Traigo dos suéteres. Es ropa que nos sale de aquí, bien lavadita, bien enjuagadita y un chorrito de cloro y pinolcito, y ya se las pone uno; zapatos, también de aquí”, explica María.

El trabajo de separación de materiales reciclables puede generar de 700 a mil pesos por semana. Ellos prefieren vender directamente el material que recogen a las empresas que llegan a recolectarlo, lo que se puede ver complicado con la postura de “líderes” que buscan ser mediadores para comprárselos a más bajo costo y luego revenderlo.

Las alrededor de 40 personas que viven del vertedero no cuentan con ningún tipo de protección ni apoyo gubernamental: no tienen guantes, cubrebocas, botas, botiquín (los cortes en las manos son cosa común) ni agua. La presencia de la autoridad se limita al policía que resguarda el ingreso.
Pero, “ni modo que te dejes morir de hambre”, repite Teresa.

Numeralia

181 sitios de disposición final de residuos existen en Jalisco.
34 son rellenos sanitarios (como lo marca la norma, aunque sin un cumplimiento de 100%).
147 son vertederos como el de Tala.
6 mil 517 toneladas genera Jalisco cada día de residuos sólidos urbanos.

Medidas de corrección dictadas por la Proepa

  • La estabilización de los taludes que forman los montículos de residuos sólidos.
  • El control de lixiviados.
  • La cobertura continua de los residuos para evitar que existan voladuras de sus elementos, olores y fauna nociva.

Afectaciones del vertedero al aire libre de Tala

  • Fauna nociva (ratas y perros).
  • Lixiviados (líquido de basura) que se filtran al subsuelo.
  • Basura que se vuela, al carecer de una cubierta.
  • Diversas enfermedades.

Para saber

La Norma Oficial Mexicana 083, que entró en vigor en 2004, dentro de sus puntos señala que los sitios de disposición final de residuos deben cumplir por lo menos una vez por semana con la cobertura de residuos, además de que se debe impedir el ingreso de fauna nociva, dos aspectos que no se cumplen en el vertedero de Tala.

El Informador / Luis Herrera

http://www.informador.com.mx/jalisco/2010/169409/6/basurero-dana-la-primavera.htm

El Plan de Acción del propio gobierno señala que son necesarios 18.1 mdp.

Posted by on sábado, 9 enero, 2010

La Primavera, zona del Pedernal. Los servicios ecológicos de esta reserva han sido injustamente pagados. Foto: Marco A. Vargas

La Primavera, zona del Pedernal. Los servicios ecológicos de esta reserva han sido injustamente pagados. Foto: Marco A. Vargas

El gobierno de Jalisco decidió enmendar parcialmente la crisis presupuestal para el bosque La Primavera, ante la amenaza de perder su administración por violar el convenio con el gobierno federal. Otorgará siete millones de pesos para sostener sus actividades sustantivas, un gasto similar al que aportó en 2009 pero que sigue lejos del ideal presupuestal fijado en el Plan de Acción que, bajo la tutela de la Secretaría de Planeación (Seplan), fue elaborado en 2007 —por instrucciones del propio gobernador, Emilio González Márquez—, el cual exige 18.1 millones de pesos para garantizar sus nueve componentes de gestión básicos (ver recuadro anexo).

Este financiamiento es mínimo, si se compara con el valor de los servicios ambientales que el área protegida presta a las comunidades humanas, sobre todo la zona metropolitana de Guadalajara. Tan sólo el valor comercial del agua que se recarga en la sierra, alrededor de 240 millones de metros cúbicos, equivale a dos tercios de las necesidades de la capital del estado.

El valor de sólo este recurso oscila entre 30 centavos por metro cúbico que cobra la Comisión Nacional del Agua a los concesionarios del valle de Autlán, y los cinco pesos que por los mismos mil litros cobra el SIAPA en la zona metropolitana de Guadalajara: de 72 a 1,200 millones de pesos (Público, 21 de diciembre de 2009). Otros servicios de alto valor no han sido estimados económicamente aún.

“Nos hablaron de la Dirección General Forestal, que el secretario [de desarrollo Rural, Álvaro García Chávez] estaba en reunión con el gobernador y que se iban a aportar al menos esos siete millones de pesos para las labores sustantivas del área protegida”, confirmó el director del bosque, José Luis Gámez Valdivia.

Lo que Gámez Valdivia no tiene claro es por medio de qué partidas se entregará el dinero para que la dirección ejecutiva realice sus funciones. Siete millones de pesos apenas rinden para sostener la operación, lo que incluye los sueldos de los empleados, el mantenimiento del cuerpo de guardabosques y de las brigadas contra incendios.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades), Martha Ruth del Toro Gaytán, aseguró en un comunicado que las áreas protegidas de Jalisco tendrán dinero para operar este año, incluidos La Primavera y la Junta Intermunicipal del Río Ayuquila (JIRA).

De esta última, mencionó: “Realizan estrategias conjuntas de mejoramiento ambiental, destacando la reducción de la carga contaminante del río Ayuquila, sistemas de tratamiento de aguas residuales, programas intermunicipales de educación ambiental y concientización ciudadana, así como de separación y reciclaje de desechos sólidos […] este modelo está siendo replicado con éxito en todo el estado y, debido a los logros obtenidos, es un modelo reconocido a escala nacional”.

Añadió: “Si bien aún no se tienen determinados los recursos necesarios, el gobierno del estado garantizará la suficiencia presupuestal para la operación” de las áreas protegidas.


Financiamiento

El Plan de Acción de 2007, elaborado por diversas autoridades, organizaciones empresariales y de la sociedad civil, para rescatar La Primavera (ver en www.bosquelaprimavera.com), señala la necesidad de un presupuesto anual de 18.1 mdp para que se cumplan en nueve prioridades los objetivos del área: mantener y restaurar los ecosistemas.

Para la prioridad uno (1), “desarrollar un plan maestro de aprovechamiento sustentable”, se requieren 900 mil pesos.

Las labores de protección (2), que incluye el objetivo estratégico de un programa de inspección y vigilancia, requieren ocho mdp.

La gestión (3), “conservar el bosque a través del cumplimiento del programa de conservación y manejo”, implica 1.9 millones.

La restauración (4 y 5), que incluye plan de reforestación, recuperación de suelos, mantenimiento de fauna y buenos caminos para combatir incendios, se lleva dos millones 850 mil pesos.

El manejo (6), básicamente “desarrollar instrumentos de política ambiental”, exige inversión de un millón de pesos al año; las actividades de cultura (7) significan 650 mil pesos.

Generación de conocimiento del área protegida (prioridad 8 ) y difusión del bosque La Primavera como área de protección ambiental (9) suman 1.8 mdp.

Estos objetivos no incluyen, ni de lejos, el gasto que exigiría la compensación para los dueños de las 30 mil hectáreas que han visto cancelados sus derechos de desarrollo.

Publico / Agustín del Castillo

http://www.milenio.com/node/356587

Conciencia Cívica y el Parlamento de Colonias presentan denuncia penal en defensa de El Bajío

Posted by on viernes, 8 enero, 2010

Unidos por una causa, la defensa de El Bajío, zona de recarga de mantos acuíferos en el Bosque La Primavera, dos agrupaciones, Conciencia Cívica y el Parlamento de Colonias presentaron hoy una denuncia penal en la Procuraduría General de la República por estimar que funcionarios y particulares violan la Ley al construir ahí la Villa Panamericana.
El terreno no es apropiado para eso y, según sus dirigentes, los constructores y autoridades de los tres niveles que autorizaron la obra cometen delitos ecológicos.
Mencionaron como el principal responsable de las anomalías al ex presidente municipal de Zapopan, Juan Sánchez Aldana.

Notisistema / Enrique Cervantes Flores

http://www.notisistema.com/noticias/?p=234490

El gobernador asigna $7 millones a La Primavera

Posted by on viernes, 8 enero, 2010

El recurso se canalizará a través de la Seder; apenas ajusta para las labores sustantivas del área protegida.

El gobierno del estado decidió enmendar el presupuesto en relación con el bosque La Primavera, ante la amenaza de que la nula asignación viola el acuerdo de coordinación con el gobierno federal, por el cual tienen a su cargo la administración del bosque, y este mediodía formalizó una partida de siete millones de pesos a través de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), informó el director ejecutivo del área natural protegida, José Luis Gámez Valdivia.
“Nos hablaron de la dirección general forestal, que el secretario estaba en reunión con el gobernador y que se iban a aportar al menos esos siete millones de pesos para las labores sustantivas del área protegida”, confirmó el funcionario a Público. Sin mbargo, no tiene claro por medio de qué partidas se entregará el dinero para que la dirección ejecutiva realice sus funciones. Siete millones de pesos apenas rinden para sostener la operación, lo que incluye los sueldos de los empleados, el mantenimiento del cuerpo de guardabosques y de las brigadas contra incendios, tarea en l cual se recibe un apoyo mayoritario de brigadas de la propia Seder, del Ayuntamiento de Zapopan y de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).
Sin embargo, los ejercicios de evaluación más recientes señalan la necesidad de que se disponga de al menos 18 millones de pesos para un gasto operativo anual que permita mejorar las condiciones de La Primavera, pues demanda la creación de más infraestructura, fortalecer el renglón de vigilancia y las tareas de restauración en zonas que han sido afectadas por incendios o por el vandalismo habitual de la mayoría de los visitantes de la zona.

Publico / Agustín del Castillo

http://www.milenio.com/node/356168